Ensalada con granada, pomelo y queso de cabra al horno

No lo puedo evitar, me moría de ganas de traeros una ensalada de invierno, de las que preparo en casa los fines de semana cuando estamos todos juntos (entre semana solo comemos los peques y yo). Y este invierno, más que nunca necesito los colores de las frutas de temporada en mi plato, jajaja! Tanta ciclogénesis junta (palabreja que ahora se ha puesto muy de moda, pero que entre vosotros y yo….vamos, lo que vienen siendo las tormentas de toda la vida, jajaja!!!) lluvias torrenciales, cielos algo grises (vamos, color plomizo…) y vendavales que te llevan por delante…. han hecho que el color en el plato para mi, sea súper importante, lo cambia todo!

La verdad es que los cielos estarán grises, pero esto hace que cada vez que sale el sol (por que sale, eh??? que en los telediarios exageran!!) lo disfrute más intensamente y aprecie mucho más el sitio tan bonito en el que tengo la suerte de vivir en estos momentos. Pasear por el monte, durante ese rato que escampa la lluvia y el sol lo inunda todo es de los mejores placeres que se pueden tener, el olor a tierra mojada, la intensidad del aroma a mentol por todas partes (nos rodean montes de eucaliptos), y el océano momentáneamente calmado, de verdad que es una maravilla!

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

De la receta de hoy no puedo decir que sea la típica que preparaba mi madre o mi abuela, por que mentiría, jajaja! Es la que preparo yo cuando me apetece mezclar el verde con las frutas en esta época y, como siempre os cuento que en casa somos todos muy “ratones” con el tema quesos…. pues el toque del queso no podía faltar! Lo de prepararlo así, semi rebozado y al horno es algo que vi en una de esas recetas de alguna bloguera extranjera que ni recuerdo, en la plataforma internacional de fotografía culinaria Foodgawker, la conocéis?? Bueno, si os apetece aquí abajo tenéis los iconos de mis galerías con algunas de mis fotos (algunas, pues voy súper retrasada subiéndolas, ufff no doy para más) publicadas tanto en Foodgawker como en TastespottingYa veréis que, como en Pinterest, aquí también os quedaréis enganchados!!

Y del pomelo os prometo, para los que piensan que es muy amargo y que no les va a gustar, que yo también recordaba el sabor del pomelo muy amargo de cuando era niña, pero ahora no me lo parece para nada! De hecho yo cada mañana tomo el zumo natural en el que mezclo naranja, mandarina y pomelo y, si algún día me quedo sin él, ya no me gusta tanto! Igualmente si preferís, podéis preparar esta misma ensalada con mandarinas o naranjas en vez de pomelo, pero por favor, prometedme que lo probaréis primero!!!

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

Esta ensalada es sencilla, fácil y relativamente rápida de preparar, pero sobre todo es un delicioso comienzo para una comida sana y cargada de vitamina C y antioxidantes. Es una buena opción para combatir los virus del invierno, así que no tenéis excusa. Y no os olvidéis, servirla con el queso recién salido del horno, pues esa calidez contrastando con el frescor de la fruta es lo que la hace tan especial!

Estoy feliz por que justo hoy llegan mis padres para pasar unos días con nosotros y lo primero que me ha dicho mi madre cuando le contaba la receta que iba a publicar es, “…nos la prepararás para probarla verdad??…”

No se hable más, vamos a por la receta.

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

Ensalada de Invierno con Queso de Cabra al Horno

Ingredientes:

  • 200g de ensalada ( yo he utilizado un “mezclum gourmet”)
  • 1 granada
  • 1 pomelo
  • 2 rodajas de rulo de queso de cabra
  • harina para rebozar
  • 1 huevo batido
  • semillas de sésamo
  • flor de sal y pimienta recién molida
  • 1 cucharada de miel

Para la vinagreta:

  • zumo de 1/2 pomelo
  • 1 cucharadita de mostaza Dijón Antigua
  • 40 ml aceite de oliva virgen
  • Pizca de sal y pimienta

 

Ensalada de invierno con queso de cabra al horno

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a 160º.

Desgranamos la granada y reservamos. Pelamos el pomelo y con un cuchillo pequeño y bien afilado, vamos sacando los gajos uno a uno retirando todas las pieles que lo envuelven y dejando tan solo la pulpa.

En el cuenco o bandeja donde vayamos a servir nuestra ensalada, colocamos el “mezclum” y vamos añadiendo los gajos bien repartidos para que toque a todos. Esparcimos generosamente y a gusto, los granos de granada y espolvoreamos con flor de sal marina y pimienta recién molida.

A continuación vamos a preparar el queso, que primeramente enharinamos hasta cubrir completamente. En un bol batimos un huevo y pasamos por el, las rodajas una a una. En una bandeja de horno cubierta con un papel sulfurado, vamos colocando las rodajas de queso y espolvoreamos de semillas de sésamo, que  darán ese toque crujiente a la hora de comerlo. Metemos al horno durante 10 min. Pero pasados los primeros 5 minutos, extraemos la bandeja del horno y añadimos un chorrito de miel sobre cada una de las rodajas. Volvemos a meter al horno hasta pasados los 10 minutos.

Mientras tenemos el queso en el horno, vamos a preparar nuestra vinagreta mezclando todos los ingredientes en un vasito y agitando bien para que queden integrados. Yo no he añadido vinagre, pues me pareció suficiente con el zumo de pomelo que le da el punto de acidez, pero os dejo a vuestra elección el añadirle unas gotitas a gusto. Una vez preparado aderezamos la ensalada.

Ahora solo nos queda sacar el queso del horno y con cuidado de no quemarnos y con la ayuda de un par de tenedores, repartimos las rodajas semi troceadas por encima de la ensalada, cuidando de que todos tengan un par de trozos! Y directo a la mesa, ya que como está mejor es con el queso aun tibio. Espero que os guste mucho!

Besitos y feliz miércoles!

Barra-separacion