Bundt Cake de Vainilla y Ron

 

De tormenta en tormenta y de ciclogénesis en ciclogénesis, tiro por que me toca …. Ya estoy por aquí de vuelta con recetita nueva. Que ganas tenía, no os lo creeréis pero cuando tardo mucho en venir os echo de menos! Mira que me lo propongo e intento contra viento y marea publicar una receta cada semana, pero imposible cumplirlo al pie de la letra, es que cuando no es una cosa es otra y me faltan horas para llegar a todo! Mis papis, como ya os conté, estuvieron aquí en casa 8 días y eso también ayudó a que me retrasara ya que no hemos parado ni un minuto, pero lo hemos pasado genial! Que a gustito estoy cuando los tengo aquí conmigo, no lo sabéis bien, son tan lindos…nos metemos los tres en cocina y somos el terror de los cacharros, jajaja!! Hemos cocinado mil recetas, preparado deliciosos platos y degustado marisco (mi padre le da un punto increíble) hasta que ya casi nos salía por las orejas!! Mis hijos alucinaban….”que bueno está todo abuelita!”. Si os apetece ver fotos de mi día a día con ellos, en Instagram he ido colgando muchas y muy divertidas!!

Bundt Cake de Vainilla y Ron

Estos días he estado liada también con las dos recetas con las que colaboro con el nuevo número de la revista Cuquin Magazine que saldrá ahora en Marzo. He estado echando un vistazo a las de los compañeros colaboradores y os puedo garantizar que promete mucho, fijo os va a encantar, así que estad atentos que ya no falta mucho!!

Otra cosita que os quería contar antes de que me olvide ¿os acordáis de Hoy del Día, empresa con la que tuve el placer de colaborar sorteando una maravillosa cesta de frescos justo antes de Navidad? Pues me han hecho una maravillosa entrevista que han publicado en su blog y que,  aunque sé que muchos de vosotros ya la habréis leído por el enlace que compartí en redes sociales esta semana pasada, AQUI os lo dejo de nuevo para los que no tuvisteis la oportunidad de leerla y queréis conocerme un poquito mejor. Desde aquí mi agradecimiento, pues me hizo mucha ilusión primero, que pensaran en mi y segundo leer esa preciosa introducción que publicaron para presentarme. Un millón de gracias chic@s!

Bundt Cake de Vainilla y Ron

Bundt Cake de Vainilla y Ron

Bueno, no es cada semana, pero más o menos cada diez o doce días, os voy trayendo recetas ricas, sanas y muy variadas, verdad? No os podéis quejar!! Esta que os traigo hoy, no podía dejar de compartirla, es una pasada de verdad! Es una receta que había hecho hacía años cuando tenía lo de “mi vida en el extranjero” más cercano, no recuerdo como llegó a mis manos, pero alguna amiga de por ahí me la pasó y recuerdo, que la preparaba a menudo hasta que un día la aparqué y ahí se quedó, olvidada en mi cuaderno de recetas. El otro día trasteando mi gran “caos recetil” la recuperé y este fin de semana de lluvia, viento y tiempo desapacible, decidí prepararla y … Ohhh sorpresa, éxito rotundo!!!!

No os puedo decir más que, estas poquitas fotos que hoy os traigo, son las únicas que pude sacar antes de que, no quedaran de él ni las migas!! A parte de la poca luz para fotografiar que me regalaba la tarde de tormentas, que vaya tela. Vamos a salir en canoa en breve!!! Pero bueno, para que veáis que no todo son lluvias, la primavera poco a poco se va asomando por aquí! Mirad los Magnolios en flor que aquí crecen en casi todos los jardines y las primeras floreceitas de los Prunos que en pocos días estarán como pompones de color por todas partes. La verdad es que es un espectáculo ver también  las mimosas inundando los campos de aquí alrededor y, como la vegetación es tan frondosa, los tamaños de todos estos árboles son increíbles, haciendo que el espectáculo sea aún mayor y que no puedas evitar cortar unas ramitas para montar preciosos ramos y centros con los que decorar y dar un toque de color a la casa!

Bundt Cake de Vainilla y Ron

La receta no puede ser más sencilla, de verdad que se hace en un momento y merece mucho la pena. Yo he utilizado este molde de bundt que me regaló Gloria, nuestra querida Nonna, a la que desde aquí mando un besote enorme! Pero os quedará igual de bien en un molde redondo de unos 18 ó 20 cm aproximadamente.  La cantidad de ron que yo le he puesto es menor que la de mi receta original, pero ya me parece suficiente el toque que le da, aunque por supuesto, esto va a gustos y podéis añadirle más si queréis un sabor más intenso. Al glaseado también le puse una cucharadita de ron, pero podéis optar por no ponerle, de nuevo es a vuestro gusto que adaptéis la receta de una manera u otra.

En esta receta para el glaseado he utilizado el azúcar glas Tate & Lyle Icing Sugar y el azúcar moreno Demerara Sugar, de color, sabor y texturas increíble que me regaló mi querida amiga Eva, Mrs. Hudson (del blog Bake-Street) para la mayoría de vosotros,  de su nueva tienda online: Talleres de Reposteríaen la que podéis encontrar infinidad de productos de máxima calidad para repostería tradicional, repostería alemana, panes…. Un lugar totalmente recomendable del que he tenido la suerte de probar algunos de sus productos gracias al precioso detalle que ha tenido conmigo. Desde aquí un beso enorme!

Venga, no me enrollo más y os paso la receta! Lo que si os aseguro es que la textura súper esponjosa de este  bizcocho  (que se deshace en la boca) y el sabor tan intenso no os dejarán indiferentes!

Bundt cake de vainilla y ron

Bundt Cake de Vainilla y Ron

Ingredientes:

  • 250g de harina
  • 2 cucharitas de levadura (1/2 sobrecito de Royal)
  • 1 cucharita de bicarbonato
  • 2 huevos M + 1 yema
  • 180g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 vaina de vainilla (o en su defecto 1 cucharita de extracto de vainilla)
  • 175g de azúcar
  • 100g de azúcar moreno
  • 120ml de leche
  • 35-40 ml de ron añejo (un chorrito generoso).

Para el glaseado:

  • 125g de azúcar glas
  • 1 cucharada de mantequilla fundida
  • 1 cucharita de ron
  • Agua o zumo de limón hasta ajustar textura

 

Elaboración:

Comenzamos precalentando el horno a 180º con calor arriba y abajo. Preparamos también nuestro molde bundt engrasando bien cada arista y enharinando ligeramente, retirando cualquier exceso de harina que pueda quedar con unos suaves toques.

En un bol tamizamos y mezclamos la harina, levadura y bicarbonato y reservamos. En otro cuenco vertemos la leche el ron y las semillas de la vaina de vainilla que habremos sacado usando la punta de un cuchillo afilado, partiendo esta en dos mitades longitudinales, raspando con el cuchillo y añadiéndolas al bol con la leche.

En un bol grande batimos la mantequilla con nuestro procesador de alimentos (tipo KA) o con las varillas eléctricas  a velocidad máxima hasta conseguir que esta quede con un punto cremoso, añadimos primero el azúcar blanco, batimos de nuevo y luego el azúcar moreno y volvemos a batir durante varios minutos hasta que tengamos una textura ligera.

A continuación añadimos los huevos uno a uno y la yema, batiendo con alta velocidad entre uno y otro. Ahora es el momento de volcar el cuenco con la harina, batiendo suavemente hasta quedar completamente incorporada y seguidamente el cuenco con la leche haciendo lo mismo, batiendo con mucha suavidad hasta conseguir una mezcla cremosa y sin grumos.

Volcamos la mezcla en el molde asegurándonos de que queda bien repartida. Horneamos  los primeros 20 minutos a 180º y a continuación bajamos la temperatura a 170º durante los siguientes 20 o 25 minutos si vemos que empieza a tostarse mucho por la superficie, ya que al ser una receta con leche tiende a dorarse demasiado y no queremos que se nos queme la capa superior.  Una vez que pinchamos con un palillo y este sale limpio, sacamos el bizcocho del horno y dejamos que se enfríe unos 10 minutos sobre una rejilla. A continuación desmoldamos y dejamos que siga enfriando sobre la rejilla. Mientras podemos ir preparando nuestro glaseado.

En el vaso de la batidora eléctrica, ponemos el azúcar glas, la mantequilla derretida, la pizca de ron y comenzamos con dos o tres cucharadas de agua (o zumo de limón). Batimos durante un minuto hasta que consigamos una crema blanca y sin grumos. Si la preferimos más espesa ya la tendremos lista, yo he preferido una textura más ligera por lo que añadí un poco más de agua (dos cucharadas más). Y ya lo tendremos listo para decorar y cubrir nuestro Bundt Cake!

 Espero que os guste y feliz semana!!

Barra-separacion