sopa-de-tomate

 

Ya estoy de vuelta por aquí! Aunque las vacaciones de verano en mi tierra hace días que acabaron, no ha sido hasta que los peques han retomado las rutinas escolares que yo he retomado mi rutina bloguera, jajaja! Pero no penséis que estuve de vacaciones hasta hoy, eh??!! Este verano he trabajado hasta en las vacaciones familiares, que para mi son siempre sagradas! Ahora os contaré, pero antes disfrutemos de la receta que hoy comparto con vosotros… La maravillosa y aterciopelada sopa de tomates asados con la que sorprendí a mi familia esta semana aprovechando el increíble sabor de los últimos tomates de la temporada que me siguen llegando del huerto de mi suegro y… de mi mini huerto del jardín de casa! Hace años, casi tantos como los que tiene mi blog, que soñaba con traeros la receta, pues en casa es un clásico en los primeros días fresquitos de septiembre y esta semana que las tormentas y las temperaturas nos han dado un respiro de los calores de las últimas semanas, no lo he dudado un instante! Verdad que os habéis dado cuenta, que los tomates me pierden??!!! jajaja!! Tanto en mi Instagram como en recetas que os voy trayendo a lo largo de los años, el tomate es mi talisman!! Venga vamos con la receta que no puede ser más sencilla!! 

 
tomates-temporada
 

Las vacaciones de verano has sido geniaaaaaales, como siempre que estoy en casa, en mi tierra, en el Sur con mi familia y amigos! Muchos de vosotros que me seguís por Instagram, me habéis acompañado y visto disfrutar a través de los vídeos de Instagram Stories, desde aquí agradeceros a todos vuestra compañía y los preciosos mensajes que me enviáis! Ha sido un mes de agosto en el que he estado feliz, junto mis papis, mis herman@s, cuñad@s… y mis sobrinitos que son dos soletes que nos tienen robado el corazón! Pero el momentazo del verano, fue la celebración del 25 aniversario de nuestra graduación de COU!!! Fue alucinante pasar un día lleno de emociones y de selfis con los compis del cole, y hasta con varios de nuestros profesores!!! Desde aquí un besazo a todos 😉

Os cuento también en qué ando metida y por qué voy a tope de trabajo incluso en vacaciones! Como muchos de vosotros ya sabéis, a finales de octubre mi amiga Erica Schiavi y yo lanzaremos el que va a ser nuestro primer Taller de Fotografía y Estilismo Culinario online desde la completísima plataforma online La TallereríaQuedan muy poquitas plazas y estamos a punto de cerrar el cupo, lo digo por si algún@ se quiere apuntar!! Estamos felices y encantadas por la acogida que ha tenido y por el fantástico grupo de alumnos que vamos a tener….Contando ya los días para que dé comienzo!! Nosotras estamos ultimando detalles, fotos, maquetación…. Súper liadas para dar forma a este primer Taller con el que nos estrenamos como profes!!

A parte de esto, que no es poco y también mano a mano con Erica, estamos montando nuestra empresa de fotografía de producto para empresas… Que aunque aún no tiene ni la web terminada, y ya nos tiene a tope de trabajo para varias firmas muy conocidas! Estamos deseando mostraros nuestro trabajo pero aún habrá que esperar un poco. Por todo esto y por mucho más estoy feliz!

 

Y ahora a por la receta no?? Como os decía soy una fanática de los tomates y de todas las recetas que puedes preparar con ellos. Desde el año pasado incluso me lancé a montar un mini huerto en el jardín de casa del que parece que no, pero he recogido ya varios kilos de tomates!! Reconozco que soy súper exigente con la calidad de los tomates que entran en casa. Y es que siempre hemos tenido tomates orgánicos en temporada, tanto en el Puerto en casa de mis padres, como aquí en Sitges del huerto que tiene mi suegro en la masía, con lo que os podéis imaginar, los del súper no me saben a nada. Pero reconozco que cuando no me llegan tomates suficientes para nuestro consumo de familia numerosa, tengo localizados un par de mercados donde los payeses y agricultores venden sus productos directamente de las huertas, todo un lujo!!

La receta de hoy es facilísima y rápida de preparar, sobre todo que sean tomates de huerta a ser posible, y de diversas variedades para aportar matices distintos al sabor final… Y en un ratito tendréis una deliciosa sopa que tanto podréis tomar fría como caliente! Con una cucharada de nata, crème fraîche o incluso queso batido y unas hierbitas por encima y unas buenas rebanadas de pan de campo tostado, es un primer plato que en casa les encanta a todos!

 

tomates

heirloom-tomatoes

roasted-tomato-soup

 

Receta Sopa de Tomates Asados

Ingredientes para 4-6 personas:

  • 1kg 200g aproximadamente de tomates maduros de distintas variedades (de huerta a ser posible)
  • 1 cebolla blanca ó 3-4 chalotas troceadas
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • pizca de azúcar (para corregir la acidez del tomate)
  • sal y pimienta
  • albahaca y tomillo frescos (también sirven secos)
  • 500ml de caldo de verduras o de pollo
  • 150g de crème fraîche, nata o queso batido (a gusto) para decorar al servir.

 

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC. Lavamos y cortamos los tomates en cuartos y los pequeños por la mitad. Pelamos y troceamos también la chalota y el ajo y junto con el tomate, lo ponemos todo en una bandeja para horno.
  2. Rociamos todo con un buen chorro generoso de aceite de oliva virgen extra, espolvoreamos la pizca de azúcar para matizar la acidez, y añadimos la sal, la pimienta recién molida, y las hierbas.
  3. Metemos al horno y dejamos hornear durante 30 minutos o hasta que veamos que los tomates y cebollas toman color y comienzan a caramelizar.
  4. Sacamos del horno y dejamos que enfríe un poco. Seguidamente volcamos todo el contenido en el vaso de la batidora americana o procesador de alimentos y batimos hasta que nos quede una crema suave. Poco a poco vamos añadiendo el caldo a gusto, hay quien la quiere más ligera y quien la prefiere mas cremosa. Volvemos a batir hasta que quede una mezcla homogénea. Si nuestra batidora no nos ha dado la textura fina deseada, podemos pasar por un pasapurés o colador para que nos quede fina y suave.
  5. Seguidamente la volcamos en una olla tipo cocotte, añadimos la nata o crème fraîche y dejamos que cueza a fuego lento otros 10 ó 15 minutos para que nos quede aún más suave y cremosa.
  6. La servimos y decoramos con una pizca más de nata o queso batido a gusto, un poco de pimienta recién molida, unas hierbas, unas rebanadas de pan crujuente o tostado e incluso unos gajos de tomatitos! Espero que os guste!!