Receta de Cottage Pie

 

Me vuelan los días, de verdad que son tantas las cosas que llevo entre manos que últimamente parece que no me cunda para llegar a todo! Y por qué os digo esto? Pues por que precisamente por esa razón, ando rescatando recetitas fáciles y rápidas de preparar para comer estos días! La semana pasada os traía unos sandwiches deliciosos preparados con ingredientes recicladosque gustaron mucho tanto en casa, a los seguidores de Claudia and Julia (para cuyo blog la preparé en mi colaboración del mes), como a vosotros! Muchas gracias siempre!

Así es que siguiendo con esa línea de recetas que podamos preparar de manera fácil y que guste tanto a mayores como a los peques de la casa, hoy os traigo un clásico británico, el Cottage Pie, que en casa siempre ha sido una receta de cabecera para disfrutar el fin de semana!

 

Fotos Receta Cottage Pie

 

Yo aprendí a prepararla de la mano una vez más, de mis compañeras de piso “british” durante los años de Universidad en Escocia! Oye, cuánto aprendí allí, verdad?? Jajajaja! Si, mucho! Fue una experiencia maravillosa, con momentos duros, para que negarlos, pues el clima durante el invierno, para una gaditana acostumbrada al sol y al calorcito como yo….Era terrible!!! Pero, disfruté mucho, viajé por la Escocia menos turística y más bonita, conocí a muchísima gente de todas las nacionalidades y lo mejor: hice amigas que aún lo son hoy, con las que me une una preciosa amistad y algunos chupitos de whiskey en nuestras visitas a todas las destilerías del más preciado Malta Escocés! Ayyyy cuantos recuerdos! Justo anoche durante la cena, les decía a mis peques que uno de mis sueños para este futuro inmediato es llevarlos allí y enseñarles la Uni de mami en Aberdeen, donde estudié, mis clases y cual era mi piso! Ellos, más que las aulas de mamá….Mueren por ir al Lago Ness, jajajaja!!!

Bueno, voy a dejar de soñar que cuando me pongo a hablar de mis historias, me emociono y hasta lo vivo de nuevo! Vamos a por la receta de hoy, con pocas fotos, pues mis hijos no me dejaron disparar ni una más! Querían comer…”que se enfría mami!!..” Es una receta muy sencilla, pues no deja de ser una carne picada de ternera, aliñada y sazonada, con algo de verdurita sofrita junto a ella, todo ello aderezado con algo de tomate, una pizca de la típica salsa Worcestershire y finalmente cubierto con un delicioso puré de patatas casero y gratinado para darle este toque final crujiente…..Mmmmm no se os ha hecho la boca agua?? A mi solo de escribirlo ya me apetece de nuevo!!!

 

Receta de Cottage Pie

Receta de Cottage Pie

 

El Cottage Pie, puedes elaborarlo también con carne de cordero que recibiría entonces el nombre de Shepherd Pie. La verdad es que ambas versiones son recetas muy típicas de origen rural de la campiña inglesa, que se han convertido en recetas de referencia de la cocina británica aún hoy día. Espero que os guste tanto como a nosotros en casa!

Receta de Cottage Pie

Pastel de Carne o Cottage Pie

Ingredientes (4 personas):

  • 500g de carne picada de ternera (opcionalmente puedes mezclar ternera y cerdo)
  • 2 zanahorias pequeñas ralladas
  • 1 cebolla tierna rallada
  • 1 diente de ajo rallado/prensado
  • 1 rama de apio a trocitos pequeños
  • 1 cucharita de harina
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate (o 4 de salsa de tomate frito, a ser posible casero)
  • chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de salsa Worcestershire (Lea & Perrins)
  • Unas ramitas de romero y tomillo fresco (utilizaremos solo las hojas muy picaditas)
  • 1 hoja de laurel
  • 250ml de vino tinto
  • 250ml de caldo (preferiblemente de carne)
  • Sal y pimienta recién molida.

Para el puré de patatas:

  • 1 kg de patatas peladas y chascadas.
  • 30g de mantequilla.
  • 100ml de leche
  • 100g de queso Cheddar Maduro rallado
  • Sal y nuez moscada recién molida

 

Elaboración:

Empezamos por la carne, en olla de hierro tipo cocotte (la carne se cocina mejor y los sabores se intensifican) calentamos un par de cucharadas de aceite y sofreímos la carne, una vez comienza a dorar la sacamos y reservamos. Añadimos algo más de aceite (una cucharada o dos) y sofreímos el apio, la cebolla y las zanahorias a fuego lento para que se pongan tiernas. Pasados unos 15 minutos, añadimos el ajo y le agregamos el concentrado de tomate. Subimos un poco la intensidad del fuego y dejamos cocer unos minutos. Añadimos la carne de nuevo a la olla, espolvoreamos la cucharita de harina y mareamos un poco y vertemos el vino, dejamos reducir un poco más antes de añadir también el caldo, la salsa Worcestershire y las hierbas. Dejamos que hierva de manera suave y cocinamos con la olla destapada para que los jugos se reduzcan durante unos 40 minutos a fuego medio-bajo. Revisamos si aún queda mucho liquido, si es así le subimos el fuego y dejamos algunos minutos más para reducirlos. La textura que queremos es jugosa pero sin exceso de líquido. Dejamos enfriar antes de montar un rato, de esta manera no se nos hundirá el puré en el horno.

Mientras preparamos el puré de patatas, poniendo una olla grande con las patatas y cubriendo de agua fría con sal. Las hervimos hasta que estén tiernas. Las escurrimos bien y aún en caliente, con el pasapurés (o chino) las pasamos para conseguir una textura fina y suave. Le añadimos enseguida la leche, mantequilla y una gran parte del queso (reservando un poco para el gratinado final) y removemos bien hasta conseguir la textura deseada, que no debe de ser ni muy espesa ni muy cremosa. Sazonamos con sal nuez moscada y una pizca de pimienta recién molida y reservamos para justo montar nuestra fuente apta para horno.

Vertemos la carne en la fuente refractaria. Con una cuchara o espátula vamos cubriendo con el puré de patatas y añadimos el queso restante por encima.

Si lo vamos a comer enseguida, lo metemos directamente al horno precalentado a 200 durante unos 15 minutos o hasta que veamos que comienza a dorar por arriba. Y listo para servir!

TRUCOS:

  • Si lo que queremos es guardar en el congelador para otra ocasión,  montado mejor en porciones individuales. Dejamos enfriar y cubrimos bien con varias vueltas de film transparente.
  • Si queremos que nuestro gratinado quede más crujiente, una vez comienza a dorar en el horno, cambiar de horno a grill y darle un toque, de esta manera el queso que lo cubre quedará “crispy”.

Barra-separacion