mermelada-de-nisperos

¡Hola! Aquí estoy con receta nueva, no hace ni una semana que os estaba contando mis emociones durante la presentación de nuestro libro en Barcelona y aunque tengo mucho más para contar, no quiero ser pesada y que me riñáis por que no os traigo recetas, así que  hoy os traigo una de esas que sé que os gustan, sencilla, rápida, barata y sanísima, con fruta de temporada, no se puede pedir más!!

Pero además traigo mucho para contaros, el libro se está vendiendo fenomenal, así que os podéis imaginar lo contentos que estamos. Felices y entusiasmados, pues los acontecimientos se suceden y los sitios donde hablan de nuestro “bebé” cada vez son más! Nuestro libro La Mesa del Pecado está gustando mucho y eso no tiene precio, desde aquí mil gracias por todo el apoyo que nos dais.

nisperos-frescos2

 

Os cuento cositas que os pueden interesar por si os quedan cerca y os apetece conocernos, pues no hay nada más mágico que desvirtualizar a gente que ya conocemos virtualmente, como paso en Barcelona con todos los amigos de la red que se acercaron a saludarnos y a que les firmaran sus ejemplares.
Lo primero y más alucinante será la Feria del Libro de Madrid el día 31! Para nosotros es increíble poder firmar allí y no en uno, sino en dos stands, uno por la mañana y otro por la tarde! Así que esperamos veros a muchos de vosotros. El 6 de junio estaré en el Fnac de Coruña,  junto a Raquel Carmona y Luisa Morón, aprovechando que ellas estarán en la ciudad para el Taller de Fotografía y Still-Life que impartirán el día 7 de junio (yo les hago de anfitriona, jijjji!). Me entendéis ahora cuando digo que seguimos emocionados y viviendo estos momentos con intensidad??

 

 

Bueno, vamos con la receta y con esta deliciosa fruta (que si no me enrollo y no paro, jeje!). La verdad es que para mi es la fruta de primavera que me lleva de vuelta a mi niñez, pues en casa allí en el Puerto (Cádiz), en el jardín de casa teníamos un árbol de nísperos que cuando llegaba esta época se ponía cargadito de frutos. Yo soy la mayor de mis hermanos y me recuerdo subida a una silla, con mi hermano Nicolás desde abajo mirando como alcanzaba los nísperos mientras se los iba pasando. Luego nos sentábamos debajo del árbol y nos los comíamos. Jugar con las semillas era lo más, son tan brillantes y suaves…cuantos recuerdos! De ese árbol mi padre sacó muchísimos “hijos” y uno de ellos se vino conmigo a Sitges. Lo tuve muchos años sembrado en mi jardín y me encantaba ver a mis hijos haciendo lo mismo que yo de pequeña.
Es una pena que es una fruta poco promocionada, casi pasa inadvertida por el abanico de frutas de la primavera. No hace falta que diga que nos encantan los nísperos, su sabor, su jugosidad su dulzor con punto ácido y todas las propiedades que nos aportan. Tiene un gran aporte de vitamina C y de potasio. Tengo muchas recetitas deliciosas para hacer con esta fruta durante la temporada, así que hoy os traigo la primera! La más sencilla y rápida de hacer, una maravillosa y aterciopelada mermelada …. que disfrutada sobre unas tostadas untadas con mantequilla o queso pueden ser una perdición, la merienda perfecta! Pero también como relleno de de bizcochos o hasta en aliños acompañando a una fresca ensalada. El níspero contiene una cantidad considerable de pectina natural, con lo que para mermeladas es la fruta ideal. En casa nos encantan las mermeladas AQUI os dejo la receta de la mermelada de moras que es otra de las recetas más visitadas de este blog! Y ahora si, os cuento como hacerla, deseando que la probéis y me contéis si os gustó.

 

 

Mermelada de níspero

Es una fruta  muy rica en pectina, una fibra natural que al unirse con el azúcar y los ácidos de la fruta formar una textura tipo gel, por lo que es muy apropiada para realizar con ella compotas y mermeladas.

Ingredientes:

  • 750g de nísperos pelados y sin semillas
  • 200g de azúcar (siempre la mitad de azúcar que de fruta, aunque yo le pongo algo menos)
  • 1 cucharada de agua
  • zumo de 1/2 limón (también puedes poner naranja si lo prefieres)
  • piel de naranja y/o limón sin parte blanca (opcional)
  • 1 clavo molido

 

Preparación:

Comenzamos limpiando, pelando y retirando las semillas los nísperos con su piel gruesa de alrededor. Lo ponemos en un bol y dejamos macerar unas horas con el azúcar, zumo de limón y pieles de naranja y/o limón. En una olla tipo cocotte ponemos la fruta macerada a fuego lento con la cucharada de agua y el clavo molido, una vez comienzan a soltar sus jugos que será en unos minutos, dejamos cocer unos 20 minutos removiendo de vez en cuando y vigilando que no se nos pegue al fondo del recipiente. A mi me gustan las mermeladas con trocitos, así es que durante toda la cocción voy estrujando y aplastando la fruta. No olvidéis que al enfriarse tiende a espesar un poco, no os paséis en los tiempos. La tendremos lista cuando  llegue a los 105º aproximadamente. Si no tenéis termómetro, sencillamente sacáis una cucharada de mermelada a un plato frío y dejamos enfriar unos minutos y seguidamente arrastramos el dedo a través de la mermelada y si se engancha al plato, quiere decir que ya está lista, sino se le da unos minutos más de hervor.

Para conservarla, la vertemos cuando esté a temperatura ambiente en los botes de cristal previamente esterilizados (hervidos en agua junto con las tapas durante 10 minutos). Llenamos los tarros dejando un hueco de 1 cm aproximadamente del borde. Cerramos las tapas y metemos en una olla con agua templada cubriendo los botes hasta casi el borde dejando las tapas fuera del agua y con un paño o tela cubriendo el fondo y las paredes de la olla para evitar roturas. Los tendremos hasta que el agua hierva con fuerza, siempre vigilando que no choquen unos contra otros para evitar roturas. A continuación los dejamos que tibien en el agua, los sacamos después y colocamos boca abajo sobre un paño hasta que enfríen completamente. De esta forma los podremos guardar hasta 6 meses…aunque no creo que os duren tanto!!

Es una mermelada deliciosa y nada parecida a los sabores que podemos encontrar en tiendas. Espero que os guste!!

Barra-separacion