Filloas-de-anis

 

Hola soletes, ya tenemos la el final de la Cuaresma y la Semana Santa en puertas, como me ha volado este último mes! Son tantas cosas las que tengo entre manos que me pasan los días y casi no me doy cuenta. Como recordáis, hace unos días os contaba que por fin se publicaba después de unos meses de obligado paréntesis, nuestro nuevo número de la revista Cuquin Magazine, con cantidad de propuestas de postres, os dejo enlace para los que aún no la habéis visto y desde aquí agradeceros la fantástica acogida que ha tenido. Pues bien, aquí os traigo una de mis recetas presentadas en la revista: las filloas de anís, un tradicional postre del que, desde que vivo aquí en Galicia, disfruto muy a menudo en casa y en restaurantes, pues es una sencilla delicia de una versatilidad increíble, consiguiendo muchos sabores diferentes según el ingrediente con el que las acompañes!


 
crema-para-filloas

 

Este pasado fin de semana vino Erica, una de mis mejores amigas con sus hijas a pasar el finde y se ha quedado enamorada de lo poco que he podido enseñarle, pues no ha dado tiempo para más. Pero hemos pasado ratos de cafecitos y charlas de amigas durante horas, largos paseos disfrutando del verde y de la cantidad de flores que hay por todas partes, se ha enamorado de cada rincón, de cada fachada…Y como es una gran fotógrafa, ha capturado cada minuto en bellas imágenes que estoy deseando ver! Seguro que volverá a por más, pues ha quedado enganchada como lo estoy yo!

Estas vacaciones por la apretada agenda de trabajo de mi marido, nos quedaremos aquí y aprovecharemos para seguir descubriendo los rincones maravillosos que esta tierra tiene que ofrecer. Me muero por bajar a Pontevedra y subir a la Costa da Morte y pasear por la playa de las catedrales! También aprovecharemos para ir a Ferrol a disfrutar de las procesiones del Jueves y Viernes Santo, algo que no nos podemos perder!!

flores-primavera

 

La receta que os traigo, las filloas son un postre típico gallego que se suele comer sobre todo en la época del “entroido” (carnaval) aunque tengo que reconocer que hoy día ya se consumen todo el año. Descubrir ahora la receta de las filloas no tiene mérito pues hay tantas como gallegos, pero sí contribuir al debate de si las filloas deben de ser de leche o de caldo. Pero tengo que deciros que las puedes comer de caldo, de agua, de leche e incluso de sangre y que todas están buenísimas! Ya se coman dulces o saladas.

Yo hoy os las traigo dulces, os muestro las de leche con un chorrito de anís para usar como postre con azúcar, pero le podéis añadir, limón o canela pues lo admite perfectamente y están igual de buenas. Y para el relleno, yo solo les he puesto azúcar, pero de nuevo imaginación al poder ya que cualquier cosa que le queráis agregar os quedará delicioso: mermelada, miel, chocolate, leche condensada, dulce de leche…..

Yo me despido hasta después de las vacaciones con nuevas recetas y muchas, muchas cositas mas!!! Sed felices y disfrutad al máximo!!

 

filloas-receta-tradicional

receta-para-filloas

 

Receta de las Filloas de anís:

Ingredientes (para 40-50 filloas dependiendo del tamaño):

  • 300g de harina
  • 450ml de leche entera
  • 50ml de agua
  • 3 huevos
  • 30ml de anís
  • pizca de sal
  • un trozo de tocino de cerdo para untar en la sartén

Elaboración:

Comenzamos vertiendo en un cuenco grande, la leche, el agua y los huevos, la pizca de sal y batimos con las varillas, a partir de ahí añadimos poco a poco la harina, ayudándonos de las varillas y batiendo hasta quedar totalmente integrada. Podemos ayudarnos de la batidora eléctrica (minipimer) si vemos que nos quedan algunos grumos, pues la mezcla (que recibe el nombre de amoado) tiene que quedar suave, sin grumos y ni muy liquida ni muy espesa.

A continuación dejamos reposar el amoado tapado durante al menos 30 minutos para que espese.

Ponemos al fuego la sartén antiadherente o filloeira y calentamos. La untamos con el tocino que, para que nos sea más fácil, lo tenemos clavado en un tenedor. Una vez la crema ha reposado, la removemos bien para que nos quede homogénea. Con un cucharón echamos el amoado sobre la sartén caliente, con juego de muñeca y movimientos circulares, hacemos que la crema se extienda y cubra toda la superficie de la sartén. Debe quedarnos una capa fina. Una vez vemos que empiezan a salir pequeñas burbujitas y los bordes se despegan, le damos la vuelta (yo lo hago con las manos pero cuidado de no quemaros!) ayudándonos de una palita de madera que introducimos por debajo de la filloa y dejamos otro minuto por el otro lado. Esta primera generalmente se desecha.

Volvemos a untar la filloa con el tocino y repetimos la operación hasta acabar con toda la crema, recordando siempre de removerla con el cucharón para que la harina no se quede en el fondo.

Las apilamos una encima de otra y espolvoreamos de azúcar entre una y otra.

Ya las tenemos listas, nos quedan unas filloas finas y ligeras que admiten cualquier relleno que os apetezca ponerle. Espero que os gusten.

 

Filloas-gallegas

 

Felices vacaciones!!!

Barra-separacion