saquitos_sorpresa

Sorpresa, sorpresa…!!!!! Hacía días que tenía esta recetita preparada para traerla, la vi en una revista francesa y me quedé enamorada desde el primer momento, pensé la pruebo y si me gusta, os la traigo a vosotros! Et voilà, aquí la tenéis pues está buenísima, en casa nos ha gustado de verdad, la adopto para mi recetario habitual además de que será un comodín que utilizaré para estos días de fiesta que se avecinan en los que tengo un par de cenas en casa con amigos, así que ya sabéis, una idea nueva, fácil y deliciosa….vamos, lo que nos gusta, verdad?

No me puedo creer lo rápido que pasa el tiempo, pero si ya estamos casi en Semana Santa, otra vez vacaciones de cole y los peques en casa … no, no penséis que no me hace ilusión, que me hace mucha!!! Pero es que es tan pronto este año, que casi no me ha dado tiempo ni a darme cuenta! La verdad es que nos pilla que ni hemos organizado nada de lo que haremos estos días, pero me da la impresión que iremos sobre la marcha…que también apetece! Ahora que los peques van siendo mayores, este tipo de planes sin-planes, funciona genial y hasta les hace ilusión la sorpresa de ir sobre la marcha!

Saquitos de Pasta Filo

Saquitos Pasta Filo

Bueno, aunque no es un paso-a-paso propiamente, os he traído tantas fotos del montaje, que creo que no tendréis ningún problema a la hora de poneros a ello! Me encanta utilizar la pasta filo, es un gustazo una vez horneada, lo crujiente que queda y lo bien que casa con los sabores de cualquier ingrediente que le pongas. Os contaré algo sobre ella, es una masa o pasta blanda, fina y transparente como una hoja de papel, elaborada con harina común, aceite, sal y agua. Sabemos que es de origen griego y se utiliza en especial en la cocina griega y árabe, para repostería y rellena de preparaciones saladas. Puede comprarse o elaborarse de forma casera y se preserva hasta un año congelada, yo la he comprado en un puesto del mercado de Sitges, así que seguro no tendréis problemas para encontrarla.

Una cosa importante a tener en cuenta cuando la trabajamos es que  no debe estar nunca o lo menos posible, expuesta al aire mientras no se trabaja con ella, lo que debe hacerse con mucha rapidez y hay que cubrirla siempre con un paño o servilleta.Es importante poner capas ligeras de mantequilla derretida o de aceite cuando se empieza a preparar para rellenar, de esta forma estará más maleable. Y para que la masa filo no se humedezca y quede cruda en el interior, los rellenos deben ser bastante secos.

Saquitos de Pasta Filo

Saquitos de Pasta Filo

La verdad es que se preparan en un momento y en el horno después es también poco tiempo, así es que comodísimo! Además, como me sobraron bastantes hojas de pasta filo, se me están ocurriendo un montón de recetitas ricas….unas saladas y muchas dulces, como esta que publicó esta semana pasada mi amiga Luisa de Cocinando con mi Carmela. Ya os iré contando!!

Saquitos de Pasta Filo con Peras y Rulo de Cabra

Ingredientes (para 4 personas):

  • 4 rodajas de queso rulo de cabra
  • 2 peras Conferencia grandes
  • 4-8 hojas de Pasta Filo
  • 2 cucharadas aceite oliva suave
  • 1 ramita de romero
  • 4 cucharaditas de miel de flores
  • sal y pimienta a gusto

Preparación:

Comenzamos precalentando el horno a 180º. Lavamos las hojitas de romero y las peras, a continuación cortamos estas ultimas a rodajas de 1 cm de grosor y descorazonamos. Preparamos las hojas de pasta filo que previamente habremos sacado de la nevera 3 horas antes sin abrir el envase (para que no se nos resequen). Las iremos extendiendo y untando con un pincel de cocina con un poco de aceite para que estén más manejables. Colocamos la primera rodaja de pera (la más ancha) y salamos un poco. Seguidamente ponemos la rodaja de queso de cabra con una pizca de sal, pimienta recién molida y unos trocitos de hojitas de romero. A continuación, verteremos un poco de miel en el centro y pondremos la segunda rodaja de pera encima.

Ya solo nos queda cerrar nuestro saquito con cuidado para que no se nos rompa, todo este proceso hay que intentar hacerlo en la mayor brevedad posible para que no se nos seque demasiado la pasta. Poco a poco lo vamos levantando y cubriendo el relleno y seguidamente lo atamos con un pequeño trozo de rafia o con un cebollino. Si nos ha sobrado mucha pasta por arriba y no nos queda bonito, podemos recortar con unas tijeras y darle la forma y longitud que mas nos guste. Una vez tengamos todos los saquitos listos los pondremos en una bandeja de horno cubierta con un papel sulfurado y al horno durante unos 15 minutos y hasta que veáis que la pasta está lo suficientemente dorada en su parte alta.

Estos saquitos están deliciosos calentitos o cuando aún están tibios y podéis servirlos con una ensalada mezclum aliñada con aceite de oliva y vinagre balsámico. Ya me contaréis que os ha parecido!!

Saquitos de Pasta Filo

Barra-separacion