peras-y-gorgonzola-en-ensalada

 

Miércoles ya! Quería haber venido antes con receta nueva, pero el sunami que ha provocado en mi la publicación de mi libro “La Mesa del Pecado” (Ed. Larousse me ha dejado flotando y no consigo tocar pies al suelo!!! Es que aún ando atontada y con la sonrisa floja…. esa que da ese algo que provoca felicidad y emoción y que te inunda por completo. Dicen que la felicidad completa no existe y estoy de acuerdo, pero los momentos de felicidad sí existen y son tan maravillosos que solo el recordarlos ya te vuelve a dar otro momento de felicidad y pone otra sonrisa en la cara. Busquemos esos momentos por que son los que nos dan la vida!!!

Además está también la felicidad que habéis provocado vosotros en mi y en cada uno de los blogueros que somos los “pecadores” de este libro. Han sido tantas muestras de cariño, tantas llamadas, mensajes, WhatsApps… Gracias de corazón a todos y cada uno de vosotros, han sido unos días únicos…Gracias de verdad!!!!

Me río por que, mi compi Raquel Carmona en su último post decía que desde el jueves va a todas partes con el libro y que se ve como un libro con patas, jajaja! Pues así mismo estoy yo!! No consigo dejarlo en casa, viene conmigo a todas partes, al cole, a las extraescolares de los peques, al cafelito con las amigas… es que en todas partes tengo a alguien especial a quien me apetece enseñarlo, es una necesidad imperiosa de compartir mi alegría y mi ilusión, de enseñar a “mi bebe” a todas esas personas que saben de su publicación y se mueren por tenerlo en las manos!!

 

 

Málaga ha sido el primer lugar de España en comenzar a venderlo y mira por donde, lugar de residencia de mi amiga Pili, casi mi hermana! Y no puedo describir la sensación cuando recibo en mi móvil  su foto con el libro en las manos!!!!! Casi me da algo de la emoción, jajaja! Gracias guapa, por regalarme ese momento!!!
Bueno venga, vamos a centrarnos en la receta de hoy, pues conociéndome y sabiendo el subidón continuo que siento, podría estar hablando del libro sin parar, jajajaj!!! Por otro lado, normal verdad?? 😉 No le pasa esto cada día a todo el mundo!
Esta receta es una de las que publiqué en la Revista Cuquin Magazine hace unas semanas, AQUÍ os dejo el enlace por si alguien se la perdió, pues merece mucho la pena el especial de Postres y la cantidad de recetas, entrevistas y artículos que encontrarás en ella.

 

 

Pues la receta de hoy, una deliciosa ensalada para estos días que ya empiezan a apetecer los entrantes fresquitos. Y que, por qué no? …queremos cuidarnos un poco de los excesos que hemos cometido durante estas últimas vacaciones de Semana Santa, que con el veranito en puertas, ya estamos pensando en la operación bikini!!
Esta ensalada se puede decir que es de temporada, ya que las peras todavía están deliciosas y muy jugosas en esta época. Es sabrosa, jugosa y a la vez con un toque crujiente que le dan los trocitos de nueces. Sé que para muchos de vosotros, esta receta es un clásico y por eso le he querido dar un toque diferente con una vinagreta con mostaza y miel. La pera como estaba madura y muy carnosa, he preferido dejarla cruda para disfrutar de toda su textura.

 

Ensalada con peras, queso Gorgonzola y nueces

Ingredientes:

  • 150/200g de ensalada mezclum/gourmet (a tu elección)
  • 100g de queso Gorgonzola troceado
  • 2 peras maduras cortadas en rodajas finas verticales
  • 40g de nueces troceadas

Para la vinagreta:

  •        60ml de AOVE
  •        2 cucharadas de vinagre de Jerez
  •        1 cucharada de miel
  •        ½ cucharita de Mostaza Dijon Antigua
  •        sal  y pimienta a gusto.

Elaboración:

Lavamos y cortamos las peras. Lavamos el mezclum de lechugas si es necesario (las de bolsas ya vienen listas para servir). Colocamos nuestros ingredientes en una fuente o en cuencos individuales. Añadimos las nueces troceadas y el queso en trocitos y repartimos bien por toda la fuente.

Preparamos la vinagreta en un vasito o jarrita y con un tenedor agitamos bien para que esta quede bien integrada y repartimos por encima de nuestra ensalada. Ajustamos de sal si lo vemos necesario.

Servir inmediatamente para que las peras se mantengan frescas antes de empezar a oxidarse. Espero que os guste!

Barra-separacion