Go Back
5 de 2 votos
Panna Cotta (o Panacota) de Chocolate Blanco con Pulpa de Caqui
Tiempo de preparación
3 min
Tiempo de cocción
10 min
Tiempo total
13 min
 

Este delicioso y goloso postre de cuchara os encantará! Es fácil de elaborar, vistoso en su presentación  y súper versátil, pues le puedes cambiar la cobertura según apetezca o la temporada en la que estemos. Tiene una delicada y suave textura en boca y un sabor riquísimo que gusta a todos.

Ingredientes
  • 200 ml Nata 35% MG
  • 300 ml Leche (entera o semi desnatada)
  • 1 vaina de vainilla
  • 115 gr Chocolate blanco para fundir
  • 40 gr azúcar puede ser blanco, moreno o panela
  • 6 gr gelatina en polvo
  • 2-3 Caquis maduros
  • Puñadito de Almendras crocantis troceadas para decorar
Elaboración paso a paso
  1. Comenzamos poniendo en un cazo la nata, la leche (reservamos 3 ó 4 cucharadas para disolver en ella la gelatina), el azúcar (si usáis panela o azúcar moreno, la panna cotta no os quedará tan blanca si no con un tono mas tostado) y la vaina de vainilla (que abriremos con la punta de un cuchillo y de la que extraeremos todas las semillas para añadirlas a la nata también). 

  2. Ponemos el cazo a calentar a fuego fuerte y removemos de manera constante con una cuchara de madera o silicona para evitar que se pegue al fondo y se disuelva el azúcar.

  3. Una vez comienza a hervir retiramos del fuego y tapamos durante unos minutos para que la vainilla infusione. Seguidamente retiramos la vaina de vainilla y añadimos el chocolate troceado. Removemos de manera constante hasta que quede totalmente disuelto.

  4. Incorporamos finalmente la gelatina previamente disuelta en leche y volvemos a poner al fuego fuerte hasta que hierve. Seguidamente sin dejar de remover, bajamos a fuego lento durante un par de minutos más, removiendo bien para que ésta quede completamente disuelta.

  5. Colamos la mezcla y vamos sirviendo en los vasitos o recipientes que hayamos elegido. La dejaremos a temperatura ambiente hasta que se haya enfriado y entonces la tapamos con film transparente y metemos al frigorífico hasta la hora de servir (mínimo 4 horas)

  6. Una vez vamos a servir, en ese momento sacamos la pulpa de los caquis que deberán estar maduros para que ésta tenga la textura acuosa y gelatinosa característica que tanto nos gusta! Con una cuchara vamos repartiendo para cubrir las superficies de los vasitos y decoramos con algún "topping" que nos guste. Yo he usado cubitos de almendra crocanti que venden en bolsitas y que en casa nos encantan! También queda bien trocitos de pistachos, botones de nata montada, merengue tostado con soplete....imaginación al poder!!!