Go Back
5 de 2 votos
Mousse de mandarinas
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocción
15 min
Tiempo total
25 min
 

Un delicado postre que os hará triunfar en cenas y momentos especiales.

Ingredientes
  • 1 vaso zumo de mandarinas de temporada
  • 3 huevos
  • zumo de 1/2 limón si es muy pequeño lo puedes utilizar entero
  • 4 hojas/láminas gelatina neutra
  • 250 ml nata líquida La nata especial para cocinar
  • 1 cdita Harina de maíz - Maizena
  • 5 cdas azúcar
Elaboración paso a paso
  1. Para ésta receta es importante la organización de los ingredientes antes de ponerse manos a la obra, además de saber trabajar bien las hojas de gelatina. Empezamos haciendo los zumos del limón y de las mandarinas. 

  2. A continuación ponemos en remojo las hojas de gelatina en agua bien fría hasta que estén blanditas. En el zumo de limón vamos a poner las hojas de gelatina (previamente escurridas) a disolver a baño María -yo lo suelo hacer utilizando un pequeño cuenco de cristal metido en una olla mediana con el agua a fuego lento- removiendo suavemente hasta su completa disolución.

  3. Por otro lado, separamos las claras de las yemas, las primeras las pondremos a punto de nieve con 3 de las 5 cucharadas de azúcar y una vez montadas apartamos para ser utilizadas en seguida. 

  4. En otra olla mediana ponemos las 3 yemas con las otras dos cucharadas de azúcar a fuego muy lento durante unos minutos, removemos con varillas manuales hasta que comienzan a blanquear y a continuación añadimos la Maizena, sin parar de remover con suavidad.

  5. Retiramos entonces del calor y añadimos el zumo de limón con la gelatina disuelta, removemos bien y añadimos la nata ligera y el zumo de mandarinas. Seguimos removiendo esta mezcla con las varillas manuales. Es ahora cuándo añadiremos las claras batidas a punto de nieve y mezclamos suavemente con la ayuda de una lengua o espátula con movimientos envolventes hasta que todos los ingredientes queden completamente integrados.

  6. Tendremos ya listos los vasitos de cristal o el recipiente en el que se quiera servir, pues verteremos en seguida la crema rellenando sin llegar al borde. Los cubrimos con film transparente y los metemos en la nevera 5 o 6 horas para que cuaje, yo normalmente hago el postre la noche anterior de servir, pues es comodísimo dejar platos ya preparados con anterioridad. Además prepsentado en vasitos no hay que desmoldar. Si queremos, también queda bonito presentado en un molde grande de una sola pieza con forma de rosco, para ello si no es de silicona habrá que untarlo previamente de mantequilla o margarina. Y antes de desmoldar, sumergir con sumo cuidado unos segundos en agua caliente para que os sea más fácil. 

  7. Para la decoración, hoy he utilizado unos gajos de mandarina pelados. Pero también puedes utilizar una fruta del tiempo muy agradecida y vistosa, como es la granada, poniéndole un pequeño puñadito en cada vasito y clavarle un par de palitos de "Mikado" de chocolate a cada uno y creo que os encantará!

Notas de la Receta

Parece un postre difícil de elaboración complicada, pero tan solo requiere un poco de organización previa. Y por supuesto cuantas más veces la hagáis, mejor os saldrá...Yo ya tengo el máster!!! Jajaja!