Go Back
5 de 11 votos
Leche de Avena
Tiempo de preparación
5 min
Remojo opcional
8 h
 

Una deliciosa y suave bebida de avena totalmente natural que se prepara en 5 minutos y que nos acompañará en nuestros desayunos, como merienda y hasta entre horas!

Raciones: 4 vasos aprox.
Ingredientes
  • 100 g Copos de avena
  • 800 ml agua mineral o filtrada (si la queréis más diluida, poned un poco más de agua)
  • 1 cdita semillas de sésamo (opcional)
  • 2 dátiles sin hueso (o una cda de sirope de arce o ágave o miel)
Elaboración paso a paso
  1. En un frasco de cristal, ponemos los copos de avena y los cubrimos con agua dos dedos por encima. Dejamos en remojo al menos 8 horas. Este paso es opcional, pues si utilizáis agua mineral caliente a 80º para triturar con la avena, queda igual de bien.

  2. Si los hemos puesto en remojo, escurrimos bien y veremos que obtenemos una especie de pasta blandita. Ponemos los copos en el vaso de la batidora o del robot de cocina (con las semillas de sésamo si las queremos utilizar), los dátiles sin hueso previamente hidratados y añadimos el agua mineral o filtrada, trituramos durante un par de minutos a máxima potencia.

  3. Colamos a continuación con la gasa o bolsa de filtrado, para separar el liquido de los restos de avena, apretando y exprimiendo bien para sacar la mayor cantidad de líquido.

  4. Vertemos en una botella de cristal y de ahí a la nevera. Esta leche nos va a durar unos 3-4 días máximo, por eso recomiendo hacer pequeñas cantidades para que no se nos pase. Si en la nevera encontramos que se nos ha separado ligeramente el agua de la parte grasa extraída de la avena, no pasa nada, solo hay que mezclarla bien y de nuevo lista para tomar.

Notas de la Receta

Un truco que no debéis olvidar: los restos sólido que nos quedan tras el filtrado no los debemos tirar!! Sencillamente los dejaremos secar y así se convertirán en harina de avena y los podemos usar en nuestras recetas de reposteria! También se pueden congelar ;)