5 de 1 voto
Scones ingleses de fresas con glaseado
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocción
15 min
Tiempo total
25 min
 

Os traigo la sencilla y rápida receta de los Scones ingleses, los tiernos y jugosos panecillos británicos que esta vez he rellenado de fresas troceadas para darle ese twist frutal que os va a encantar!

Ingredientes
  • 350 g Harina floja
  • 60 g Azúcar
  • 120 g Mantequilla a cubos bien fría
  • 170 ml nata líquida (también se puede usar buttermilk en vez de nata)
  • 1 y 1/2 cdita (tsp) Levadura "Royal"
  • 1/2 cdita (tsp) Sal
  • 1/2 cdita (tsp) Bicarbonato
  • 1 Huevo batido con 1 cucharada de leche, para barnizar
  • 10 Fresas troceadas a cubitos + 4 fresas en mitades para decorar
Para el glaseado
  • 100 g Azúcar glas
  • 1 cda Zumo de limón
  • 1 cdita Leche
Elaboración paso a paso
  1. Comenzamos precalentando el horno 200ºC calor arriba y abajo, y preparamos una bandeja de horno con papel de hornear o un teflón.  En un bol mezclamos bien la harina, la sal y el azúcar. Añadimos la mantequilla a cubitos bien fría y con la yema de los dedos la vamos desmigando mezclándolo todo hasta conseguir una especie de migas.

  2. Hacemos un hueco en el centro y vertemos la nata líquida o en su lugar la misma cantidad de buttermilk (la podéis elaborar en casa añadiendo el zumo de medio limón a esa cantidad de leche y dejando que se "corte").

  3. Con una lengua o con la mano vamos incorporando la harina de los laterales, hasta mezclar todo  bien y conseguir una masa bastante blanda y pegajosa.

  4. Ahora trabajamos lo justo para unir la masa y mezclar toda la harina, ya que el truco para que queden bien jugosos, consiste en la masa nos quede blanda. Para ello no hay que trabajarla más que lo justo para unirla. Añadimos a continuación las fresas troceadas. Mezclamos de nuevo ligeramente para incorporarlas.

  5. Una vez tengamos la masa mas o menos homogenea, la pasamos a un papel de horno enharinado y la amasamos ligeramente para dar forma. Yo formé una masa en forma circular aplanándola con la mano enharinada y dejándola con un grosor de 1,5 cm. Finalmente le he colocado una media fresa para decorar y pintamos con el huevo con leche.

  6. Con la ayuda de un cuchillo enharinado vamos cortando en triángulos y separamos bien cada uno de ellos dejando un par de dedos entre cada uno de ellos. 

  7. Introducimos en el horno y mantenemos por espacio de unos 15-17 minutos, hasta que hayan levado bien y estén ya doraditos.

  8. Una vez transcurrido ese tiempo, los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Preparamos un glaseado ligero y con una cucharilla se lo chorreamos por encima. Podemos servirlos tibios acompañados de mantequilla o clotted cream y mermelada. Habéis visto que rápidos y fáciles de preparar?