5 de 1 voto
Solomillo de Cerdo Relleno de Manzana al Horno
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocción
20 min
Tiempo total
30 min
 

Os enseño a elaborar este solomillo de cerdo relleno de manzanas y salchicha, cubierto con fina capa de panceta y horneado con una salsa al Brandy. Una sabrosa receta que se convertirá en uno de los menús del fin de semana. 

Raciones: 4 personas
Autor: Patricia García
Ingredientes
  • 2 Solomillos de cerdo pequeños de aproximadamente 350 grs cada uno
  • 2 cdas Aceite de oliva virgen
  • 1 Cebolla muy picada
  • 2 Salchichas frescas pequeñas o 1 grande desmenuzada fuera de su piel
  • 1 Manzana pelada y cortada en dados de 1 cm de la variedad que mas te guste
  • Pizca de hierbas provenzales frescas picadas (romero, oregano, tomillo)
  • 10 lonchas muy finas Panceta o en su defecto bacon
  • Hilo de bramante para bridar la carne
Para la salsa y la guarnición
  • 3-4 Zanahorias cortadas a rodajas
  • 2 cebollas cortadas en juliana
  • 1/2 vaso Brandy de Jerez
Elaboración paso a paso
  1. Lo primero es comenzar preparando el relleno. En una sartén pochamos la cebolla picada y sofreímos con la salchicha desmenuzada durante unos 4 minutos. Una vez vemos que ya está sofrita, añadimos la manzana troceada en daditos, las hierbas y una pizca de sal y reducimos el fuego. Dejamos varios minutos mas hasta que está todo tierno. Apartamos y reservamos.

  2. Precalentamos el horno a 180º

  3. En una tabla de cortar ponemos los solomillos y con un cuchillo afilados los abrimos por la mitad longitudinal como un libro, sin llegar al final. Extendemos y si hiciera falta dar otro corte para que toda quede del mismo grosor, lo haremos con cuidado de no romperla. Con un martillo especial para carne o un rodillo machacamos suavemente para aplastarla y extenderla al máximo. 

  4. Rellenamos sin llegar hasta los extremos y enrollamos con cuidado doblando los extremos ligeramente hacia adentro para que el relleno quede sellado. Seguidamente vamos forrando con las lonchas de panceta a todo lo largo con cuidado de que no se nos desmonte. Ahora con el hilo de bramante y siguiendo la sencilla técnica como la que se explica en el vídeo que os he dejado arriba, vais atando el solomillo. Repetimos toda la operación con el segundo solomillo. 

  5. Mientras en un cazo  ponemos las zanahorias a rodajas a hervir. A mitad de cocción añadimos la cebolla en juliana y cuando lo tengamos todo tierno apartamos del fuego.

  6. Colocamos los solomillos en una fuente refractaria y metemos al horno durante 10 minutos. Transcurrido ese tiempo, damos la vuelta y vertemos sobre ellos el medio vaso de Brandy, las zanahorias y las cebollas en julianas previamente hervidas y dos cucharadas del agua de hervir las verduras. Cerramos el horno y dejamos otros 10-15 minutos. Vigilad que se haya dorado bien por fuera pero que al clavar un palillo éste entre suavemente. Tiene que quedarnos jugoso. Cuidado pues el solomillo siendo tan pequeños se resecan en seguida!

  7. Sacamos del horno y servimos en seguida cortados a rodajas (vamos quitando el hilo a medida que vamos cortando) con su guarnición.