Helado de cerezas y Mascarpone
Tiempo de preparación
10 min
Tiempo de cocción
1 h 20 min
Tiempo total
1 h 30 min
 

Un cremoso y rico helado casero con intenso sabor de cerezas asadas y queso Mascarpone. Aunque la receta necesita horas para respetar los procesos de enfriado y de preparación en heladera, la realidad es que no puede ser más fácil de elaborar! 

Raciones: 6
Ingredientes
Para las cerezas asadas
  • 750 g Cerezas enteras
  • 80 g Azúcar
  • 2 cdas Zumo de limón
  • (le podéis añadir también un puñado de arándanos a gusto)
Para el Helado
  • 200 ml Nata 35%materia grasa
  • 400 g Queso Mascarpone (aprox. 1 tarrina y media)
  • 450 g Cerezas asadas sin hueso (la cantidad que os haya salido de la receta)
  • 3 cdas Miel o Azúcar invertido
  • Zumo una lima (opcional)
  • 1 cda de Vodka o vuestro licor preferido (opcional pero recomendable)
Elaboración paso a paso
  1. Primero vamos a asar las cerezas. Precalentamos el horno a 200ºC, calor arriba y abajo. Limpiamos bien las cerezas les retiramos los rabitos y en nuestra Skillet o en su defecto en un recipiente cerámico, mezclamos el azúcar y el zumo de limón y rebozamos con esta mezcla todas las cerezas.

  2. Horneamos durante 40 minutos. Extraemos del horno y dejamos que enfríen lo suficiente para poder manipular y con los dedos, sencillamente apretando suavemente, le vamos extrayendo los huesos.

  3. Si nos han quedado trozos muy grandes de cerezas, podemos triturar ligeramente, pero siempre respetando la textura que después quedará deliciosa en el helado. Si no os gusta con textura, siempre podéis pasar por el pasapurés para retirar las pieles y exceso de pulpa, pero es una pena!

  4. A continuación daremos unos minutos más colocando la Skillet al fuego o pasando nuestras cerezas a una sartén para que si aún nos ha quedado muy liquida, se reduzcan los jugos hasta conseguir una textura más densa y gelatinosa. 

  5. Seguidamente con las varillas en un cuenco grande, mezclamos el resto de ingredientes, la nata, el queso mascarpone, la miel, el zumo de lima y la cucharada de vodka. y batimos hasta que adquiera la consistencia cremosa que queremos.

  6. Metemos bien tapado al frigorífico y dejamos toda la noche o incluso 24 horas para que esté bien frío. Además meteremos el tanque de la heladera en el congelador para que esté completamente congelado cuando vayamos a empezar a mantecar.

  7. Llevamos a la heladera y mantecamos durante unos 30 minutos. Listo, debemos conservar nuestro helado en el congelador en un recipiente hermético, y consumirlo cuanto antes para que no pierda cremosidad y no se nos endurezca en demasía y cristalice. Sacarlo 10 minutos antes de consumir del congelador, ya que de lo contrario estará muy duro.

  8. Para los que no dispongáis de heladera, podéis también preparar el helado, pero en este caso una vez tengamos la crema final lista, llevamos el helado al congelador media hora y lo vamos sacando y batiendo al menos 3 o 4 veces, cada media hora para evitar la cristalización. 

  9. Para mi el sabor del helado con las cerezas asadas es tan intenso que no me gusta añadirle nada por encima, pero eso lo dejo a vuestra elección!