Moussaka griega receta original
Tiempo de preparación
30 min
Tiempo de cocción
40 min
Tiempo total
1 h 10 min
 

La receta tradicional que siempre hemos comido en casa preparada por mi madre, tan sencilla y cargada de cariño. La moussaka es un plato delicioso, lleno de sabor y matices y perfecto para ser disfrutado en compañía.

Ingredientes
  • 2-3 berenjenas medianas bien limpias
  • 450 g carne de cordero o ternera
  • 2 patatas peladas y cortadas a rodajas de medio cm
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 2-3 tomates maduros, pelados y troceados Puedes usar 1/2 lata de tomate troceado
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • 1 huevo batido
  • pizca de sal
  • tomillo y pimienta molida
Para la salsa bechamel
  • 25 g de harina
  • 25 g de mantequilla O puedes usar aceite de oliva
  • 500 ml de leche entera O también semi-desnatada
  • queso rallado para gratinar y rodajas de mozzarella
  • pizca de nuez moscada
Elaboración paso a paso
  1. Comenzamos lavando las berenjenas y cortándolas a rodajas de medio centímetro. Las ponemos sobre un papel absorbente y les añadimos una pizca de sal. Mientras expulsan el agua, en una sartén con aceite  vamos friendo las patatas ligeramente solo hasta que las tengamos tiernas por dentro. Una vez listas, sacamos, escurrimos y apartamos. 

  2. Ahora retiramos la cantidad de aceite de la sartén y dejamos solo un fondito. Secamos las berenjenas por ambos lados y a vamos friendo por tandas. A medida que freímos, vamos añadiendo aceite. Las sacamos y las ponemos en un colador para que escurra el exceso de aceite. 

  3. Una vez hemos acabado con las patatas y las berenjenas en esa misma sartén con los excesos de aceite de las berenjenas freímos la cebolla y el ajo, salpimentamos y añadimos la carne. Sofreímos y añadimos el tomillo y el tomate. Mareamos bien y con el fuego medio tapamos y dejamos unos 20 minutos friendo. Seguidamente añadimos el vino y dejamos unos 10 minutos más, esta vez con la sartén destapada. Hasta que se nos haya absorbido todo el líquido.

  4. Mientras se sofríe la carne, vamos a elaborar la salsa bechamel en un cazo, fundiendo la mantequilla friendo bien la harina para que no tenga sabor a crudo y seguidamente sin dejar de batir con las varillas manuales, vamos incorporando la leche hasta obtener nuestra salsa bechamel. Salamos y añadimos una pizca de nuez moscada.

  5. Una vez tenemos la carne, apartamos del fuego y añadimos un huevo batido mezclando bien para que quede todo bien integrado y la salsa nos quede unida. 

  6. Mientras precalentamos el horno a 160º

  7. A continuación engrasamos el molde refractario para el horno, colocamos la base con las rodajas de patatas y seguidamente la primera capa de berenjena y después una capa de la salsa de carne, repartimos y aplastamos con el dorso de una cuchara y repetimos esta operación: capa de berenjenas y capa de carne. Así hasta acabar con ellas. 

  8. Cubrimos con la salsa bechamel y espolvoreamos con queso rallado, parmesano o mozzarella según nos apetezca más. Metemos la fuente en el horno durante unos 15-20 minutos. Transcurrido ese tiempo subimos la temperatura del horno a 200º para acabar con el gratinado durante unos 3-4 minutos.