Tarta de crema de mascarpone y bizcocho de vainilla
Tiempo de preparación
15 min
Tiempo de cocción
1 h
Tiempo total
1 h 15 min
 

Receta con cantidad para hornear en 2 moldes de 18cm y convertir esos dos bizcochos en cuatro capas. O divide las cantidades por la mitad para elaborarlo en tres moldes de 15cm para obtener tres capas más finas de bizcocho.

Ingredientes
Para las bases de bizcocho de vainilla:
  • 6 huevos
  • 250 g azúcar
  • 2 cditas (tsp) de extracto de vainilla
  • 150 ml leche (yo usé semi desnatada)
  • 60 g mantequilla
  • 240 g harina
  • 2 cditas (tsp) de levadura
  • pizca sal
Para la cobertura de Crema de Mascarpone:
  • 125 g queso mascarpone
  • 45 g azúcar glas
  • la ralladura fina de 1/2 limón
  • 180 ml de nata para montar bien fría
  • Unas gota colorante Rosa Empolvado en crema o pasta (o el color que tengas a mano)
Elaboración paso a paso
Bases para el bizcocho:
  1. Precalentamos el horno a 175º y preparamos los moldes (2 moldes de 18cm) untándolos de mantequilla y enharinado, o sin la harina y forrando de papel de horno la base y las paredes sobre la mantequilla.
  2. Batimos los huevos, el azúcar y la vainilla con la KA o con las varillas eléctricas durante 5 minutos hasta que haya duplicado su volumen y quede una mezcla cremosa.
  3. En un cazo calentamos la leche y la mantequilla a fuego lento sin dejar que llegue a hervir, hasta que la mantequilla se haya fundido completamente. A continuación añadimos la leche caliente muy poco a poco a la mezcla de los huevos mientras batimos con las varillas a velocidad baja.
  4. En un bol tamizamos la harina, la levadura y la sal y vamos volcando sobre la masa de huevo mientras batimos suavemente hasta obtener una masa homogénea.
  5. La repartimos por igual entre los dos moldes y horneamos durante 30-35 minutos en la parte inferior del horno.
  6. Insertamos un palillo en el centro y comprobamos que éste salga limpio antes de retirarlas del horno. Las dejamos enfriar un poco antes de desmoldarlas sobre una rejilla enfriadora. Y reservamos.
Cobertura de Mascarpone:
  1. En nuestro procesador de alimentos (KA) o con las varillas eléctricas, batimos en un bol grande, el queso mascarpone, la ralladura de limón y el azúcar glas hasta obtener una mezcla cremosa.
  2. Añadimos la nata y las gotitas de colorante a gusto y batimos unos minutos más hasta que la masa espese. Cuidado de no pasarnos de batir, tiene que tener una textura muy densa pero cremosa y suave, si nos hemos pasado un poco, añadir una pizca mas de nata de montar y mezclamos suavemente con la lengua o espátula pero ya no volveremos a batir.
Montamos el pastel:
  1. Con la ayuda de una lira cortaremos por la mitad ambas bases de bizcocho. Ponemos la primera base sobre el plato o pie de tarta que vayamos a usar y cubrimos los alrededores de ésta con papel de horno para no manchar al untar la crema. Con la espátula extenderemos la primera capa de crema suficiente para cubrir y tener un dedo de grosor. No os paséis que tiene que dar para cubrir las capas y el resto del pastel!
  2. Colocamos la siguiente capa y repetimos la operación...Podemos si nos apetece acompañar de frutillas frescas, fresas, frambuesas, arándanos.... Así sucesivamente hasta colocar todas las capas con su cobertura de queso entre ellas.
  3. Finalmente extenderemos una fina capa de cobertura por todo el pastel de manera que éste quede cubierto pero dejando ver en algunas zonas los bordes de las bases de bizcocho.
  4. Decoramos con nuestras flores o sencillamente con frutas, como más os guste! Cuidado si se utilizan flores frescas, que éstas deben ser aptas para estar en contacto con alimentación, así es muy importante que no hayan sido tratadas con productos químicos y las que compramos en las floristerías SI han sido tratadas, así es que mucha precaución.
Notas de la Receta

Esta receta no tiene complicación pero se elabora en varias etapas y es mejor realizarla con cierta planificación. Pero estoy segura de que os va a encantar!!