Pisto Casero

 

Ecuador de la semana! Antes que nada, agradecer a tod@s los maravillosos comentarios que me dejasteis la semana pasada en el post anterior y la fabulosa participación en el sorteo! Es fantástico saber que tantos de vosotros estáis ahí y que me seguís post a post, mil gracias de verdad, sois lo más!!

 

Pisto a mi manera {Ratatouille}

 

Hoy os traigo esta sencilla receta, de las de toda la vida, pero que para mi es un “fondo de nevera”, pues con ella acompaño muchos platos. Esta receta según las variaciones que se le hagan, o la zona donde la cocinan pues recibe muchos nombres, pisto manchego, samfaina, ratatouille…. En realidad cada uno en casa le llama como quiere y da su toque, hay quien no le pone berenjena, o quien suprime el pimiento. Pues yo le pongo todo!! Nos encanta tal y como es, con su sabor mediterráneo y con ese toque aromático de las hierbas provenzales que inunda tu cocina mientras lo preparas!

 A mi me sirve de comodín para preparar comidas ricas y sanas en cuestión de minutos teniéndolo previamente preparado….para carnes, aves, rellenando cazuelitas de hojaldre….aunque como más nos gusta es con el huevo encima! En este caso, en vez de servirlo frito, lo he pochado para que al romper la yema….esta chorree, mmmm….. no se os hace la boca agua??

 

Pisto a mi manera {Ratatouille}

 

Me decidí por esta receta por muchas razones, es sana,  sencilla, muy útil, #meatfree (ya sabéis que en redes sociales os voy trayendo estos días recetas de temporada para las “vigilias de Cuaresma” que muchos me habíais pedido)…pero sobre todo por que me moría de ganas de estrenar mi nueva sartén de Le Creuset que veis en las fotos!  Y qué mejor receta que ésta que requiere de una cocción a fuego lento, para sacarle el máximo partido a esta sartén de hierro colado cuya principal propiedad es la de retener el calor a una potencia inferior? Estoy encantada con el resultado! Mi madre siempre ha tenido en casa este tipo de sartenes, desde que la recuerdo en la cocina y yo tenía que pedirle ayuda para volver la tortilla por lo que pesaba, jajaja!  Y la verdad es que son una maravilla, así es que seguro que mis hijas aún podrán cocinar con ellas pues son para toda la vida . La podéis encontrar en la tienda online Claudia&Julia y justamente este modelo, es uno de los últimos diseños realizados por esta firma francesa, con mango de madera. La podéis ver AQUI.

 

Pisto a mi manera {Ratatouille}

Pisto a mi manera {Ratatouille}

 

 

Pisto a mi manera {Ratatouille}

Ingredientes (para 4-6 personas):

  • 1 berenjena grande
  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo grande
  • 2 dientes de ajo
  • 500g de tomates maduros
  • Tomillo fresco
  • 2 hojitas de laurel
  • sal y pimienta
  • Aceite Oliva Virgen
  • Pizca de azúcar

Elaboración:

Comenzando lavando y troceando bien toda nuestra verdura en trocitos pequeños que es como nos gusta en casa. La cebolla y el ajo lo dejaremos muy picaditos. En una sartén o cazuela de hierro colado o fundido (para una mejor cocción a fuego lento) ponemos un fondo generoso de aceite a fuego medio. Comenzamos por sofreír los pimientos y la cebolla, una vez pasados unos minutos (sin dejar que dore), bajamos la intensidad del fuego y añadimos el ajo picado y la berenjena cortados en trocitos. Mientras esto se va sofriendo, en una olla mediana ponemos agua a hervir con sal y escaldamos los tomates durante unos minutos para poder quitarles bien la piel.

Volvemos a nuestra verdura y añadimos el calabacín. Seguimos removiendo suavemente de vez en cuando mientras lo tenemos en una cocción a fuego lento. Una vez vemos que los tomates están listos (la piel se separa de la pulpa) los apartamos del fuego y los sacamos escurridos a un plato, les retiramos toda la piel, picamos y añadimos a nuestra sartén con la verdura.

Añadimos sal, pizca de azúcar  y pimienta. Agregamos también nuestras hierbas provenzales y removemos suavemente. Tapamos y dejamos que sofría durante unos 15 minutos más o hasta que veamos que la verdura tiene la textura deseada. Hay quien le gusta más “al dente” y quien le gusta más deshecha.

La opción del huevo escalfado si os apetece, es muy fácil, sencillamente en una olla con abundante agua hirviendo y un chorro de vinagre de vino y sal, vamos cascando los huevos con mucho cuidado, uno a uno, procurando con una espumadera cubrir la yema con la clara. La yemas nos tienen que quedar crudas aunque cubiertas, por lo que no los dejaremos más de 3 minutos como máximo. Y ya los tendremos listos para servir. Espero que os haya gustado!

 

Feliz semana!!

Barra-separacion