Lemon-curd-con-salvia

Este fin de semana pasado, como muchos que me seguís por redes sociales sabéis, estuve en Madrid en el Taller de Fotografía Culinaria y Estilismo que impartía Aran Goyoaga del, internacionalmente conocido y premiado blog Cannelle et Vanille con motivo del festival Film & Cook en Madrid. No tengo palabras para expresar lo increíble que fue para mi oír sus palabras, sus consejos, poder verla en acción creando estilismo y fotografiando, pero sobre todo conocer a la mujer detrás de ese maravilloso blog y charlar con ella, percibir su sencillez, su carisma y la pasión que imprime en todo lo que hace. Sigo a Aran desde mucho antes de tener mi propio blog, siempre ha sido una inspiración.  Desde aquí darle las gracias por hacernos sentir que lo difícil de transmitir, es fácil de fotografiar.

Y como llegué a casa cargada de ideas y deseando ponerme a fotografiar recetas, aquí os traigo esta sencilla pero deliciosa y aterciopelada crema inglesa de limón, o mundialmente conocido, lemon curd…. Solo que yo he querido darle un toque especial con la salvia que tengo plantada en mi jardín. El resultado es absolutamente increíble!!!

limones-organicos  

Como viene siendo habitual, el producto que utilizo para las recetas que os traigo es todo de huerto y hoy, no podía ser menos con estos espectaculares limones recién cogidos del árbol, con un olor y un sabor que nada tienen que ver con los del súper. Además, los que ya conocéis este postre, pensaréis que le di saturación a mis fotos en la edición y para nada!! El color tan intensamente amarillo es debido al increíble color que aportan las yemas de los huevos de granja, los de las gallinas de mi vecino Vicente, un espectáculo para los sentidos! La salvia la tengo preciosa, así es que pensé que este toque solo podía mejorar la receta….como me gusta cuando todos los ingredientes, siendo tan sencillos y humildes pero tan frescos, pueden convertirse en algo tan versátil como esta crema.

Yo solía comerla mucho cuando vivía en Gran Bretaña mientras estudiaba en la universidad, me encantaba untada en las tostadas, con un sencillo trozo de bizcocho y hasta a cucharadas con el yogur de postre!! Con el tiempo aprendí mil otras maneras de sacarle todo su partido…como ingrediente de muffins, magdalenas y bizcochos, con merengues, en tarta, panna cottas…. imaginación al poder!

 

limones-huevos-y-azúcar-para-lemon-curd

Lemon-curd-with-sage

 

A mi los cítricos en invierno me fascinan, es su época de esplendor y de entre todos, la verdad es que tengo que reconocer una absoluta debilidad por el limón en la cocina. En casa consumo muchísimo limón, pues se lo añado a muchas recetas y además, para mi es uno de los mejores aderezos para aliñar carnes y pescados. En repostería, que os voy a decir, pues que es la estrella. En el blog podéis encontrar infinidad de recetas elaboradas con limón, así es que este invierno no te cortes y dale al limón!

Os contaré que el lemon curd (o cuajado de limón) es una crema típica de la gastronomía británica, que se elabora cuajando huevos (o solo las yemas), con zumo, azúcar y  mantequilla. Esta que os traigo hoy es de una textura aterciopelada, muy fina y delicada, similar a la textura de una mayonesa casera. Como es una típica receta de conserva, podéis envasarlos al vacío e incluso utilizarlos para regalar pues queda divino presentado en botes pequeños. Así es que si os animáis podéis duplicar cantidades, comprar botecitos lindos y a regalar estas navidades!! Sabed que en el frigorífico aguantan hasta 7 días!! Vamos con la receta que espero que os apetezca probar!!

 

Crema-de-limon-inglesa

 

{Lemon Curd} con un toque de salvia

Ingredientes (para dos botes medianos):

  • 75ml de zumo de limón/2-3 limones (a ser posible de huerta)
  • 3 huevos
  • 140g de azúcar blanca
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 55g de mantequilla sin sal (de buena calidad)
  • ramillete de hojas de salvia fresca

 

Preparación:

Comenzamos sacando la ralladura de limón, es más fácil rallarlos cuando están fríos. Debemos utilizar un rallador muy fino para que la textura de la ralladura sea muy fina y reservamos. Una vez el limón está a temperatura ambiente, hacemos el zumo, de esta manera sacaremos más cantidad.

En una olla ponemos agua a hervir (hervor muy suave). En un cuenco, preferiblemente no muy grueso o de acero inoxidable (que pondremos a baño María) batimos suavemente los huevos con el zumo y el azúcar. Introducimos en el agua hirviendo, añadimos las hojas de salvia y comenzamos a remover de manera constante, cuidando de que el hervor del agua no salpique dentro del cuenco. Cocinamos sin dejar de remover hasta que nuestra mezcla comience a espesar (aproximadamente 70ºC). Este proceso a mi me llevó unos 15 min. pero depende de mucho del tipo de cuenco que utilices.

Una vez la textura es la deseada, retiramos del fuego y añadimos la mantequilla troceada en cubitos y la ralladura del limón. Procedemos a sacar las hojitas de salvia y removemos hasta que quede completamente integrado. Si no queremos encontrarnos con los trocitos de ralladura de limón, es ahora cuando aún está caliente que debemos pasar la crema por el colador. Yo personalmente no lo hago pues me encanta encontrarme con la textura de la ralladura en la crema, pero esto lo dejo a vuestra elección.

A medida que la crema se va enfriando, esta continua espesando y para que no nos cree una “piel” en la superficie, cubrimos con un film transparente directamente sobre la crema. Metemos en el frigorífico una vez la crema ha templado, donde se mantiene en perfectas condiciones durante 7 días. Ahora sacad provecho de la cantidad de recetas que puedes encontrar en la red para acompañar nuestra crema y utilizar vuestra creatividad para sacar deliciosas recetas!

Barra-separacion