Crema Calabaza

Desde que he empezado con la aventura de trasladar mis ideas y recetas a las páginas del Blog cada semana, me he convertido en una verdadera adicta…adicta a las fantásticas revistas de cocina, a los maravillosos libros de recetas, a esos Blogs que me alucinan con sus fotos, sus textos y sus riquísimos platos. Las horas se pasan sin que me dé ni cuenta y ha llegado a convertirse en una autentica terapia para los sentidos.

Me encuentro con toda mi inspiración al alza…con cientos de platos que me apetece cocinar, con miles de ideas para enseñaros y con infinitos  trucos por descubrir… decidiendo las recetas que voy a presentar, ensayando en cocinas platos diferentes y perfilando el listado de lo que será el Blog en estos próximos meses.

 

Crema de Calabaza

 

Todo lo que sea cocinar y elaborar platos pensando ya sea en nuestras familias, amigos e incluso ahora en vosotr@s que me seguís, se está convirtiendo en uno de los grandes placeres! Para el post de hoy me he decidido por un plato de cuchara, que dicho sea de paso nos encantan, una cremita de esas que sientan tan bien ahora que todavía las temperaturas siguen bajas y que por la noche cuando llegamos a casa el cansancio no nos deja pensar en nada que requiera un gran esfuerzo. Una receta sencilla, rápida, sana y sabrosa…para que pedir más!

Crema de Calabaza

Crema de Calabaza y Zanahorias con Virutas de Parmesano

Es una de nuestras cremas favoritas en casa y aunque fácil de hacer, el sabor adquiere diferentes matices dependiendo de las cantidades de sus ingredientes, del tipo de calabaza que se utilice (nos gustan las variedades butternut o potimarrón) y, de si se realiza en formato rápido (pochando primero la verdura y cociendo después) o “a fuego lento” es decir tomándonos nuestro tiempo para asar la calabaza junto con la patata previamente en el horno para unirlo después al resto de ingredientes y convertirlo en una deliciosa crema…todo un ritual de la cocina del disfrute.

Otra variación que, depende del gusto de quien la vaya a cocinar es, el hecho de añadirle productos lácteos como los quesitos, la nata o incluso la Crème Fraiche, que si bien es verdad le dan un sabor suave y muy cremoso, también hacen que se pierda parte del sabor de las verduras. Cuándo la crema la van a comer los peques, siempre le pongo los quesitos, pues a ellos les alimenta y la comen más fácilmente.

Crema de Calabaza

 

Ingredientes: (para 6 personas)

  • 700 gr. de calabaza (aproximadamente)
  • 2 puerros
  • 1 chirivía
  • 3 ó 4 zanahorias
  • 1 nabo
  • 2 patatas medianas (opcional)
  • 600 ml. de caldo de pollo o vegetal
  • 4 cucharadas soperas de aceite de Oliva
  • 50 gr. de mantequilla
  • sal y pimienta
  • Queso Parmesano en virutas
  • Crème Fraîche, quesitos o nata (opcional)

Preparación:

Empezaremos pelando y cortando la verdura. En una olla grande  y profunda (podemos incluso utilizar la olla rápida si vamos a realizar la receta de formato rápido y aún la tendremos lista en menos tiempo!) pondremos el aceite de oliva y una vez caliente le añadiremos la mantequilla (a fuego medio), que aunque le aporta algo más de grasa también le da un sabor exquisito!  Añadimos el puerro, el nabo, la chirivía y la zanahoria troceados y rehogamos unos minutos, hasta que el puerro comienza a estar transparente, a continuación la calabaza y la patata troceada (la damos como opcional pero realmente aporta suavidad y textura a nuestra crema)  salpimentamos y seguimos cocinando unos minutos más.

–Si queremos hacerlo con la verdura (la calabaza, la chirivía, el nabo, las zanahorias y las patata) asadas, las colocaremos en una bandeja de horno caliente a 180ºC previamente peladas y troceadas y rociadas con un poco de aceite y salpimentadas a gusto. Como la patata, la chirivía, el nabo y la zanahoria pueden tardar algo más en estar lista que la calabaza, las incorporamos al horno de manera escalonada y vigilamos que en algo más de una hora ya estarán listas, para ello pinchamos los trozos que deben de ser de tamaño similar y vamos sacando a medida que estén listos. Retiramos los trocitos de piel seca que puedan tener y volcamos en la olla donde tendremos sofriendo el puerro en aceite y mantequilla.–

A continuación y para las dos versiones, vertemos el caldo para cubrir la verdura, si necesitamos más liquido siempre estaremos a tiempo de añadirlo más tarde para poner la crema con la textura preferida. Realmente, si hemos asado las verduras previamente, tan solo habrá que darle unos minutos de cocción para que los sabores se mezclen.

Pero si solo vamos a cocerla, ahora es el momento de tapar la olla y dejarla hervir unos 15-20 minutos si utilizamos olla convencional (si nos decidimos por la olla rápida pues tardaríamos solo unos 6 ó 7 minutos).

Una vez transcurrido el tiempo comprobaremos que nuestras verduras están tiernas. Ya solo nos queda triturar con la batidora y para darle una textura más fina pasamos por el pasapurés y corregimos con algo más de caldo, sal y pimienta si lo vemos necesario.

A nuestros peques les vuelven locos los picatostes, nosotras a la hora de servir tenemos ya preparados unos trocitos de pan fritos en una sartén con abundante aceite caliente. Y por supuesto nuestras virutas de Parmesano, que le darán un sabor muy especial a la crema.

Este tipo de crema admite muchas variaciones, hay quien le añade una cucharadita de curry amarillo, manzana, brécol o incluso naranja pero en cualquiera de sus formas, bien calentita, sienta de maravilla!

 

Crema de Calabaza

 

Barra-separacion