Moría de ganas de sentarme aquí con vosotros a escribir, a contaros, a enseñaros mis últimas fotos y a daros las gracias por estar siempre ahí!! Hacía una eternidad que no publicaba receta…Pero las Navidades muy lejos de ser unos días de descanso y relax, fueron unos días de bastante “jaleo” mucho trabajo con entregas de última hora de fotografías para las empresas con las que colaboro, la casa llena de niños y toneladas de comidas familiares y eventos!!! Y justo después de todos esos días maravillosos pero agotadores, ingresaba en el hospital para someterme a una intervención quirúrgica de la que aún me estoy recuperando 🙁

Así es que de sesiones de fotos de momento nada de nada, para mi tristeza. Lo primero es lo primero y hasta que no esté bien y recuperada del todo no debo forzar la situación…. Así es que mientras si mientras no… Os traigo este increíble Carré de Cordero asado al horno acompañado de unas deliciosas patatitas con hierbas!!!! Es una receta que preparé durante estas pasadas Navidades para el blog de Claudia & JuliaUna reconfortante receta, súper sencilla que ya sea con un carré, con las costillitas sueltas o incluso con una patita de cordero, nos va a quedar impresionante!!

 

 

 

No había tenido oportunidad de contaros mi balance para el 2016 que ya terminó, pero necesito expresarlo… Ha sido increíbleeeeee, tanto como la receta que os traigo hoy, jajaja!!!! Me siento feliz con todo lo conseguido! He tenido muchas colaboraciones fantásticas y apetecibles; trabajos para empresas a nivel fotográfico que me han llevado a otro nivel; proyectos nuevos que han despertado en mí inquietudes que ni siquiera sabía que sentía; me he convertido en profesora junto a Erica Schiavi de Talleres de Fotografía y Estilismo Culinario cuya primera edición fue una de las mejores experiencias del año y en la que tuvimos la oportunidad de acompañar a 40 alumn@s en su aprendizaje fotográfico y…. Cuya segunda edición está a punto de comenzar el próximo día 6 de Febrero…. Si te apetece, corre!!!! Aún estás a tiempo de comprar una de las últimas plazas que quedan!!!!

En fin, un año maravilloso en el que he crecido profesionalmente llegando a cumplir algunos de mis sueños más ansiados y con el que he llenado una bolsa de ilusión para afrontar este 2017 con más fuerzas si caben!! Y uno de los ingredientes más importantes para que este “guiso de ilusión” tenga el mejor sabor, habéis sido vosotros. Siempre ahí, con vuestras visitas, comentarios, palabras de cariño tanto en el blog como en las redes sociales, sois mi mejor apoyo y mi mayor motivación y por todo ello GRACIAS!!!!

 

Y ahora sí, vamos a hablar del cordero….. 😉 Metidos ya de lleno en el invierno, con el frío que haceeeeeee y en la que el calor del hogar y del horno encendido nos reconforta más que nunca, quería traeros una receta que igual nos queda bien para darnos un homenaje en días especiales, como para cualquier fin de semana en el que queramos que una carne al horno sea la protagonista. Un vistoso y exquisito carré de cordero, elaborado de una manera sencilla pero con una presencia de espectáculo!

El carré es un conjunto de chuletitas de palo a las que les dejamos el palo al descubierto para aportar vistosidad y que servimos horneadas en grupos de tres o cuatro. Siempre se debe preparar usando las chuletitas del cordero “normal” o recental, pues si usamos las de lechal, al ser tan minúsculas, no tendríamos nada que llevarnos a la boca.

Yo aquí para la foto lo he horneado completo, pero cuando vayáis a prepararlo debéis pedir a vuestro carnicero que os lo prepare bien. Por un lado que os retire la falda, que podréis usar para un guiso o incluso para realizarle una salsa de fondo a vuestro carré; por otro lado, importante también es que os retire el hueso de la columna, porque sino no podréis cortarlas con el cuchillo y le haréis un destrozo. Las costillas tienen que quedar flotantes, para facilitaros el trabajo ya en la mesa!

Para preparar un carré tenéis varias opciones. Siempre podéis realizarle un “en crôute” con una costra de pan rallado, hierbas provenzales o incluso queso rallado; o forrarlo de hojaldre estilo Wellington…. Pero yo me he decantado por esta opción sencilla, preparados al horno con cobertura de hierbas, chalotas y 1 cabeza de ajos, habiéndolos dejado toda la noche marinando con unos cuantos ingredientes aromáticos y un buen chorro de vino (podéis elegir el que más os guste, Rioja, Somontano….). Sobre todo no olvidéis el ajo, pues es fantástico para el cordero: hace que éste pierda ese olor/sabor tan característico a “animal”, todo un puntazo! Y si no os gustan que los palitos queden tostaditos, podéis cubrirlos con un poco de papel de aluminio…A mi me gustan así quemaditos, pero eso va a gustos.

Es sencillo, hornearéis un carré por comensal y si no os caben todos a la vez, como se hacen tan rápidos, tan solo tenéis que sacar la primera tanda, dejarlos reposar tapados con papel de aluminio mientras horneáis la segunda tanda y así.

Yo los he preparado en mi nueva cacerola de cobre de Rösle  que me tiene enamorada, pues lo sirves directamente en la mesa y te queda que es un espectáculo!! Lo he acompañado de unas patatitas camperas, a las que les di unos minutos de vapor, para luego meterlas al horno con la carne y que adquirieran todo el sabor! La receta AQUÍ!!!!

 

 

NOTA: El menaje de cocina es  casi todo de la tienda online Claudia & Julia 

Y también aparecen algunas cerámicas hechas a mano de la firma Nôm Living.