caldo-de-puchero-casero

Ya llegó mayo!! Que ganas tenía, a parte de por que es un mes que me encanta, por todo lo bueno que vamos a celebrar en estos días con nuestro libro La Mesa del Pecado (ed. Larousse)!! Además es el mes de la primavera en estado puro, flores por todas partes y aunque yo estoy lejos de mi tierra, ese olor a azahar que te emborracha cuando paseas por las calles del Sur! Lo echo tanto de menos en esta época, que pensé….tengo una receta que muchos seguidores me piden desde hace mucho….y que en estos días de Feria, cobra protagonismo….pues venga, vamos a preparar un rico caldo de puchero, como el de mi madre para acompañar esos días de Feria y reponer fuerzas para seguir cantando, bailando y disfrutando! Va por mi tierra, Andalucía!

Claveles

 

Pues como os contaba, este mes nos viene con grandes momentos intensos por vivir. El primero y el que más ilusión me hace ahora, es la presentación de nuestro “peque” en Barcelona, estaremos felices de poder saludaros a todos y de firmar vuestros ejemplares en Verde Mandarina donde nuestra querida Bárbara lo tiene todo preparado para recibirnos con mucha ilusión y todo el cariño que ha puesto en el montaje del evento! Deseando volar el viernes por la mañana dirección Barcelona, nos acompañáis???? Sin vosotros y todo vuestro apoyo no sería lo mismo, así que esperamos que podáis venir muchos y poder pasar un ratito con vosotr@s!! Además nosotros, seis de los ocho autores, contaremos también con la presencia de varios representantes de la Editorial Larousse y much@s bloguer@s que nos acompañarán en un momento tan especial para nosotros.

 

claveles-y-un-buen-caldo

 

El otro notición es que el 31 de Mayo también estaremos en Madrid en la Feria del Libro firmando en no una, sino en dos casetas!!! Alguien me puede traer a la tierra de vuelta….es que me parece que estoy soñando!!!! Todo esto es muy intenso y muy emocionante, pues para nosotros todo esto es …la primera vez que… y ya os imagináis, pues que parecemos niños con juguetes nuevos!!!

receta-caldo-de-feria

 

Bueno pues centrándonos ahora en la receta, lo que os decía, directos a la Feria de Sevilla, la de Jerez, la de mi Puerto…o cualquiera de las demás ciudades y provincias! Y en todas ellas hay que hacer una mención especial  a mi “caldito”, un clásico muy socorrido cuando nuestra resistencia está ya en entredicho. Además que no hay mejor bebida reconstituyente para aguantar, tras haber pasado la tarde-noche en la feria, que el “caldito”, que no es más que un buen tazón de caldo del puchero con unas hojitas de hierbabuena y una pizca de sal! Y os cuento otra que os parecerá mentira, pero es que además de que el caldo “resucita a un muerto” como dicen en mi tierra, la hierbabuena, a parte de aromatizar y refrescar, tiene propiedades estimulantes y analgésicas…o sea que lo tiene todo!!!

Bueno, pero independientemente de que se tome mucho en los días de Feria o de cualquier fiesta que se precie… esta es la receta de casa de toda la vida para nuestros consomés y de base para sopas…de letras, de fideos, de estrellitas….. hasta de pan, que es la favorita de mi madre!! Mis hijos se pueden tomar para cenar un plato detrás de otro de sus sopitas favoritas!! Y es que es un comodín increíble. Yo siempre tengo caldo en el congelador para cualquier cenita rica, o incluso para mis arroces, pues no hay como un buen guiso de arroz hecho con caldo en vez de con agua!!

 

tazones

caldo-de-puchero-con-hierbabuena

 

Caldo de puchero con hierbabuena

Ingredientes:

  • 400g de garbanzos (de variedad lechosos)
  • 1/2 gallina (a ser posible muslo y contramuslo)
  • 1 trozo de unos 200g de jarrete de ternera
  • 1 hueso blanco salado
  • 1 hueso de costilla de cerdo salada
  • 1 hueso de espinazo de cerdo
  • 1 hueso de jamón (solo si es de pata blanca, para no oscurecer el caldo)
  • 2 puerros
  • 2 tallos de apio
  • 2 zanahorias
  • 3 patatas (pues ellas son las que ayudan a blanquear el caldo)
  • 1 nabo pequeño y una chirivia
  • manojito de hierbabuena para acompañar

Preparación:

Ponemos los garbanzos a remojo la noche antes, o al menos durante unas 10-12 horas en agua fría.

A continuación hay que pensar si lo vamos a preparar en olla convencional o en olla express (o rápida). Yo la verdad es que lo hago como mi madre lo hizo toda la vida, utilizando la olla express grande (6-8 litros) solo que una parte del proceso lo elaboro con presión y el resto al tradicional chup-chup.

Ponemos al fondo la carne, los huesos (previamente pasados por el grifo para retirar excesos de sal) y los garbanzos. Llenamos de agua (mineral si vives en una zona de aguas muy duras) hasta cubrir y ponemos al fuego medio-alto mientras vamos lavando la verdura y las patatas. Una vez lo tenemos todo dentro, dejamos que comience a hervir  y retiramos la espuma constantemente para que el caldo nos quede limpio.

Aquí es donde tapáis la olla a presión, o sencillamente bajáis el fuego y dejáis cocer durante un par o tres de horas. Yo como utilizo la de presión, pues tapo y una vez sube la válvula, lo dejo unos 35-40 minutos a fuego medio.

Transcurrido ese tiempo y cuando la olla ya está sin presión, la abrimos y la dejamos hervir destapada otros 20 minutos para que se reduzca concentrando más los sabores y la consistencia hasta que esté a nuestro gusto. Si fuera necesario la añadimos algo más de agua.  Al servirlo, ponemos unas hojas de hierbabuena en la taza y vertemos el caldo caliente. Os encantará!

NOTA:  A partir de aquí, podéis utilizar los ingredientes también para otras recetas, como la carne para croquetas, pringá, ropavieja… las verduras también para cremitas etc… La otra opción es hacer un segundo caldo (truquitos de las abuelas), para ello sacamos todo el caldo dejando todos los ingredientes en la olla, volvemos a llenar la olla de agua y añadimos una pastilla de caldo de pollo. Ponemos a fuego medio-fuerte hasta que hierva y dejamos reducir durante unos 45-50 min. Obtendrás un segundo caldo algo menos concentrado pero igualmente bueno para utilizar para sopas y otros platos arriba mencionados. Sobre todo, el secreto es hervir, hervir y hervir!!! Y si se os queda en la olla de un día para otro, lo mismo, no dejéis de hervirlo al menos un o dos veces al día. Así evitaréis que se os agrie.

Para los suertudos que vayan esta semana a la Feria de Sevilla…que disfrutéis y os toméis un “rebujito” a mi salud!!

Barra-separacion